• La gastrostomía endoscópica percutánea (GEP) consiste en colocar un sonda de alimentación a través de la creación de una fistula gastro cutánea vía endoscópica con el objetivo de nutrición enteral.
  • Este procedimiento disminuye la estancia hospitalaria, instrumentación y costo en comparación con la gastrostomía quirúrgica.
  • Es el procedimiento de elección en pacientes con indicación de nutrición enteral a largo plazo.
  • Se pueden utilizar varias técnicas: técnica de halar (Ponsky-Gauderer), técnica de empujar (Sacks-Vine) y técnica de introducir (Russel). La técnica de Ponsky-Gauderer esta bien descrita y es ampliamente utilizada por su conveniencia y seguridad. La técnica de introducir tiene la ventaja de una baja tasa de infección peri ostomal y una sola inserción del endoscopio.

Indicaciones:

  • La GEP se indica en pacientes que tienen un tracto gastrointestinal funcional pero que no pueden recibir nutrición oral por al menos 4 semanas.
  • Las causas mas comunes son la dificultad para tragar por alteraciones neurológicas o la obstrucción por tumores de la cavidad oral o del tracto gastrointestinal superior.
  • La GEP no solo puede puede ser utilizada para soporte nutricional y para descompresión gastrointestinal, prevención de vólvulo gástrico y administración de ciertas drogas en niños.
  • Condiciones Neurológicas: enfermedad cerebrovascular, enfermedad de Parkinson, Enfermedad de la neurona motora, Demencia, Esclerosis Múltiple, Parálisis Cerebral
  • Obstrucción: Cáncer de cabeza y cuello, cáncer de esófago
  • Alteración del nivel de conciencia: traumatismo cerebral, pacientes con condiciones severas que ameriten manejo en cuidados intensivos
  • Otras: traumatismo facial, enfermedad inflamatoria intestinal crónica, fibrosis quística, anorexia nerviosa, descompresión gastrointestinal, desnutrición por cáncer.

Contraindicaciones:

  • La GEP esta contraindicada en pacientes con esperanza corta de vida y comorbilidades como la sepsis, trastornos de coagulación, ascitis refractaria entre otras.
  • No se puede realizar cuando exista dificultad para introducir el endoscopio al estomago o determinar el sitio de punción.
  • Comorbilidades: sepsis, trastornos de coagulación, falla multiorgánica, obstrucción intestinal, peritonitis, ascitis masiva, varices gástricas de gran tamaño, laparotomía extensa, obesidad severa, cáncer de estomago, carcinomatosis peritoneal, anatomía alterada posterior a cirugía.

Requisitos:

  • La función intestinal debe ser buena.
  • Ayuno por al menos 8 horas.
  • Pruebas de coagulación normales.
  • Endoscopia gástrica para visualizar contacto entre la pared abdominal y la pared anterior del estomago. Se puede realizar dilatación de estenosis previa a procedimiento.
  • La gastrostomía percutánea radiológica es un método alternativo en caso de que la endoscopia no pueda ser realizada.

Instrumentos:

  • Varios Kits están disponibles a nivel comercial.
  • Las técnicas de halar o introducir requieren sonda de tracción, cable flexible con dilatador, trocar y agujas.

Procedimiento:

  • Se debe administrar un antibiótico de amplio espectro 30 minutos antes del procedimiento para reducir el riesgo de infecciones. Sin embargo la técnica de introducir se ha demostrado segura sin administración previa de antibióticos.
  • Se utiliza sedación consciente.
  • Posterior a la inserción del endoscopio e insuflación del estomago el paciente se coloca en posición supina. El sitio de punción se localiza entre el ombligo y la linea medio clavicular y el reborde costal inferior izquierdo. El sitio optimo de colocación se determina por la palpación del sitio de la transiluminación endoscópica.
  • Se prepara el abdomen con limpieza de forma similar previo a cirugía abdominal. Se inyecta un anestésico local a nivel subcutáneo en la región previamente determinada.

Técnica de Halar (Pull Technique):

Pull
Pull
Pull
Pull
Pull
Pull
Pull
Pull
Pull
Pull