1. Estar activo, no retirarse. Aquello que abandonan las cosas que aman hacer y hacen bien pierden el propósito de vivir. Por eso es que es tan importante mantenerse haciendo cosas de valor, hacer progresos, traer belleza y ser útil a otros, ayudar y transformar el mundo a tu alrededor.
  2. Tomarlo con calma. Las preocupaciones son inversamente proporcionales a la calidad de vida. Como dice el viejo dicho: si caminas despacio llegaras mas lejos. Cuando abandonamos la urgencia, la vida y el tiempo adquieren un nuevo significado.
  3. No abuses de las comidas. Comer poco prolonga la vida. De acuerdo a la ley del 80%, para mantenerse sano por mas tiempo debemos comer menos de lo que nuestro apetito nos impone.
  4. Rodéate de buenos amigos. Los amigos son la mejor medicina para las preocupaciones, una buena conversación en base a las experiencia vividas le da sentido a la vida.
  5. Mantente en forma para tu próximo cumpleaños. El agua se mueve y es mejor cuando es fresca y no se estanca. Nuestro cuerpo requiere mantenimiento diario para seguir funcionando por un tiempo largo. El ejercicio produce hormonas que nos hacen sentir feliz.
  6. Sonríe. La risa no solo te relaja sino te ayuda a conseguir amigos. Es buena idea reconocer que no todo es bueno pero debemos recordar que es un privilegio estar aquí y ahora en un mundo lleno de posibilidades.
  7. Reconecta con la naturaleza. La mayoría de la gente vive en grandes ciudades, pero el ser humano es parte de la naturaleza a la que debemos retornar para cargar baterías.
  8. Ser agradecido. A nuestros antecesores, a la naturaleza que nos provee del aire que respiramos, a la familia y a los amigos, a todo lo que brilla en nuestros días y a la suerte de estar vivos. Aparta un momento de tu vida para agradecer y veras que tu felicidad crece a cada momento.
  9. Vive el momento. Detente anhelando el pasado y temiéndole al futuro. El ahora es con lo que se cuenta, vivelo de la mejor manera.
  10. Sigue tu Ikigai. Hay pasión en tu interior, un talento único que da significado a tu vida y te conduce a compartir lo mejor de tu mismo hasta el final. Si no sabes cual es tu Ikigai tu misión es descubrilo con dijo el doctor Viktor Frankl.