Opciones tratamiento Helicobacter pylori

Opciones para el tratamiento del Helicobacter pylori

El tratamiento contra el Helicobacter pylori depende de la zona geográfica, los patrones de resistencia de la bacteria y la disponibilidad del tratamiento. Se plantea en estudios recientes tres modalidades que se describen a continuación: la terapia convencional que se basa en la triple cura (3 medicamentos) que consiste en el uso de un inhibidor de bomba de protones combinado con claritromicina y amoxicilina o metronidazol por 14 días con un porcentaje de erradicacion cercano al 80% . Se ha documentado el impacto que tiene la resistencia a la Claritromicina sobre la efectividad de este esquema por lo que no se recomienda  en zonas en las cuales se evidencie tasas de resistencia elevadas. Es importante preguntar al paciente acerca de la utilización de antibioticoterapia previa por cualquier razón, en particular el uso de macrólidos o fluoroquinolonas ya que esto se relaciona con la aparición de cepas resistentes.  En caso de alergia a Penicilina  o exposición previa a claritromicina puede utilizarse la terapia cuádruple con inhibidor de bomba de protones,  Bismuto, metronidazol y tetraciclina con un porcentaje de erradicación cuando se utiliza por 10 días cercana a 91% en 2 trabajos publicados en la literatura. Los resultados obtenidos de varios metaanálisis no son concluyentes en cuanto a la efectividad y superioridad de la terapia triple en comparación con la cuádruple. Existe un tipo de terapia concomitante que se basa en la utilización de inhibidor de bomba de protones, amoxicilina y metronidazol por un periodo entre 3 y 10 días con un porcentaje de erradicación discretamente superior al 80% pero se requiere mayor evidencia para su uso. La terapia secuencial consiste en la utilización de un inhibidor de bomba de protones combinado con amoxicilina por 5 días seguidos por un inbibidor de bomba de protones con claritromicina y metronidazol por 5 días mas, esta terapia puede ser utilizada en poblaciones en las que cepas resistentes a la terapia convencional. Su efectividad depende de la zona geográfica ya que en Europa  se han reportado tasas de erradicacion superiores en comparación a bajas tasas obtenidas en seis países de América Latina. No se ha demostrado que este tratamiento sea superior a la terapia convencional por 14 días en los Estados Unidos.  La terapia híbrida consiste en inhibidor de bomba de protones combinado con amoxicilina por 7 días seguido de inhibidor de bomba de protones, amoxicilina, claritromicina y metronidazol por 7 días mas. Los resultados se muestran prometedores pero falta mayor evidencia en este sentido. La levofloxacina se ha utilizado como medicamento de primera y segunda linea bajo diferentes esquemas, en combinación con otros antibióticos, sin embargo debemos esperar a resultados confiables en cuanto a resistencia antibiótica. En general el aumento de la duración del tratamiento incrementa su efectividad es decir que los esquemas de 14 días muestran superioridad en cuanto al porcentaje de erradicación. El medicamento que presenta mayor tasa de resistencia es la claritromicina, el uso de fluoroquinolonas probablemente tenga el mismo problema. Los principales determinantes del éxito del tratamiento dependen del esquema utilizado, la tolerancia de cada paciente y la sensibilidad de la bacteria. La resistencia a los antibióticos puede ser determinada de acuerdo a cultivos y pruebas de biología molecular que no se encuentran disponibles en todos los centros, en particular en países en desarrollo.