Los gases constituyen un motivo de consulta frecuente, sin embargo como síntoma es difícil de diagnosticar y tratar. Se define como gases la sensación de aumento de la presión abdominal que puede estar o no acompañada de distensión abdominal. Solo la distensión abdominal como hallazgo objetivo ocurre en la mitad de los pacientes. Los eructos se definen como la expulsión del exceso de gas del esofago o el estomago y puede ocurrir en asociación con los gases. Se piensa que esta condición afecta entre el 16 y el 19% de la población e impacta frecuentemente sobre su estilo de vida. Algunos pacientes tienen síntomas leves y mejoran sin tratamiento pero otros experimentan síntomas debilitantes y severos. Sus causas pueden ser orgánicas y funcionales. Dentro de las causas orgánicas se incluyen las  infecciosas,inflamatorias,isquémicas, autoinmunes, malabsorción y neoplásicas. Las causas funcionales se plantean cuando se excluyen las orgánicas, según la definición de Roma IV se considera que el gas o la distensión abdominal es la presencia de gases u distensión al menos 1 dia por semana con síntomas predominantes y que aparecen en pacientes con criterios insuficientes para el diagnóstico de síndrome de intestino irritable, estreñimiento funcional,diarrea funcional o síndrome de distrés postprandial. Estos criterios deben estar presentes en los últimos 3 meses con el comienzo de los síntomas al menos 6 meses antes del diagnóstico.

Paciente con Eructos

El término “eructar” se define como un escape audible de aire procedente del esófago o del estómago, que se proyecta hacia la faringe. Ocurre frecuentemente y solo puede considerarse un trastorno cuando es excesivo y se vuelve molesto, es decir, cuando repercute en la calidad de vida de la persona.

CRITERIOS DE ROMA IV
CRITERIOS DE ROMA IV

Se clasifican en eructos gástricos y eructos supragastricos.

  • Eructo gástrico: se produce por relajación del esfínter esofágico inferior lo que permite la expulsión de aire desde el estómago hasta la faringe con relajación del esfínter esofágico superior sin deglución de aire
  • Eructo supragástrico: es un desorden del comportamiento. El paciente aspira o proyecta aire desde la faringe al esofago y tras esto es expulsado inmediatamente antes de llegar al estómago. No se produce nunca apertura del esfínter esofágico inferior

Los eructos supragástricos son frecuentes en pacientes con stress y ansiedad, personas con trastornos obsesivos o bulimia nerviosa

Etiología de los eructos:

Etiología de los eructos
Etiología de los eructos

Causas estructurales:

Eructos y ansiedad:

La relación entre la ansiedad y el eructo supragástrico (eructos que provienen del esófago y no del estómago) puede ser compleja y multifacética. La ansiedad puede afectar el sistema digestivo de diversas maneras, y los síntomas gastrointestinales, como los eructos, pueden ser una manifestación de esa relación. Aquí hay algunas formas en que la ansiedad puede estar relacionada con el eructo supragástrico:

  1. Tragado de aire: La ansiedad puede llevar a la respiración rápida y superficial, lo que puede resultar en la ingestión de cantidades significativas de aire. Este aire ingerido puede acumularse en el esófago y luego ser liberado en forma de eructos supragástricos.
  2. Hipersensibilidad esofágica: La ansiedad puede contribuir a la hipersensibilidad del esófago, lo que significa que las personas pueden percibir de manera exagerada las sensaciones normales, como la presión o el movimiento del aire en el esófago, lo que puede desencadenar eructos.
  3. Relajación del esfínter esofágico superior: La ansiedad puede afectar el tono muscular del esfínter esofágico superior, la estructura que separa el esófago y la faringe. Una relajación anormal de este esfínter puede permitir la salida de aire desde el esófago hacia la boca, causando eructos.
  4. Síndrome de hiperventilación: La hiperventilación, que a menudo está asociada con la ansiedad, puede aumentar la cantidad de aire ingerido y contribuir así a los eructos.

La aerofagia es un término médico que se utiliza para describir la acción de tragar aire de forma excesiva, ya sea de manera consciente o inconsciente. La ingesta excesiva de aire puede ocurrir durante actividades cotidianas como comer, beber, hablar o incluso respirar. Este aire tragado puede llegar al estómago y causar síntomas como distensión abdominal, flatulencia y, en algunos casos, eructos.

Gases
Gases

La manometría esofágica puede ser beneficiosa en los siguientes casos:

  1. Trastornos del esfínter esofágico superior: La manometría puede ayudar a evaluar la función del esfínter esofágico superior, que es el área entre la faringe y el esófago. Problemas en esta área, como la relajación inapropiada, podrían contribuir a la salida de aire hacia la boca, provocando eructos supra gástricos.
  2. Hipersensibilidad esofágica: La manometría esofágica también puede ayudar a evaluar la sensibilidad y la respuesta del esófago a diferentes estímulos, lo que es relevante si los eructos están relacionados con la hipersensibilidad esofágica.
  3. Movimientos anormales del esófago: Si la manometría revela movimientos esofágicos anormales, como contracciones no coordinadas, esto podría sugerir trastornos motores esofágicos que podrían contribuir a los síntomas de eructo.
Gases
Gases
Einstein

TIPS

  • La pHmetria con impedancia se considera la prueba de oro para el diagnóstico de los eructos supragastricos

El tratamiento de los eructos supragástricos dependerá de la causa subyacente. Es importante identificar la razón específica de los eructos antes de determinar un plan de tratamiento. Algunas de las estrategias generales que podrían ser consideradas incluyen:

  1. Cambios en los hábitos alimentarios:
    • Comer lentamente y masticar bien los alimentos para reducir la cantidad de aire tragado.
    • Evitar beber con sorbos grandes y evitar el uso de sorbetes, ya que estos pueden aumentar la ingestión de aire.
  2. Manejo de la ansiedad:
    • Si los eructos están relacionados con la ansiedad, el manejo del estrés y la ansiedad a través de técnicas de relajación, terapia cognitivo-conductual u otras intervenciones pueden ser útiles.
  3. Evitar alimentos y bebidas que provoquen gases:
    • Algunas personas pueden experimentar eructos debido a la ingestión de alimentos o bebidas gaseosas. Evitar estos alimentos y bebidas puede reducir la formación de gases y, por lo tanto, disminuir los eructos.
  4. Medicamentos:
    • En algunos casos, los medicamentos como los antiácidos o los medicamentos para reducir la acidez estomacal pueden ser recetados si los eructos están relacionados con el reflujo gastroesofágico.
  5. Tratamiento de trastornos subyacentes:
    • Si hay trastornos gastrointestinales subyacentes, como trastornos motores esofágicos, estos pueden requerir tratamientos específicos.

Eructos
Eructos

Eructos
Eructos

Paciente con gases y distensión abdominal

Gases
Gases

Gases
Gases

Gases
Gases

Gases
Gases

Gases
Gases

Gases
Gases

Cual es la fisiopatología del eructo?
El eructo gástrico se produce por un reflejo mediado vagalmante que lleva a la relajación del esfínter esofágico inferior y permite la expulsión de aire desde el estómago hasta la faringe tras la relajación del esfínter esofágico superior

Existe deglución de aire en los eructos gástricos?
No, en los eructos gástricos no existe deglución de aire

Cuales son más frecuentes los eructos gástricos o los supra gástricos?
Los eructos supra gástricos son más frecuentes que los eructos gástricos